0 elementos
Informaciòn

Aceites Anahata

IMPORTANCIA DE SU CONSUMO

En el año 2004, el aceite, que se extrae en frio de la semilla de Sacha Inchi, consiguió en Francia, el título del MEJOR ACEITE DEL MUNDO, entre otros cuarenta (40) aceites de calidad, incluyendo el aceite de sésamo y el aceite de oliva. En Alemania recibió un premio por su particular sabor y en otras partes del mundo, más de una decena de premios por su calidad y beneficios.

El Sacha Inchi (Plukenetia volúbilis L), es una planta de la cuenca amazónica conocida por los nativos desde hace miles de años, como lo testimonian cerámicos encontrados, en las tumbas de la cultura Inca en la era prehispánica.

ALTO CONTENIDO de Omega 3

Hasta ahora, es la única fuente vegetal de ALTO CONTENIDO de Omega 3, es decir la fuente vegetal más rica en ácidos grasos esenciales. Se recomienda su consumo desde el inicio de la vida, porque ayuda a la formación sana del cerebro del feto y su sistema nervioso, hasta la tercera edad, ya que facilita la microcirculación de la sangre y la irrigación cerebral, es antitumoral, entre otras muchas propiedades que tiene el Omega 3, que además tiene la particularidad de actuar en nuestro cuerpo de manera natural como primero, un antiagregante plaquetario, es decir que evita que las plaquetas se unan y se formen trombos en las arterias y, segundo es un anti-inflamatorio natural.

Durante los últimos años diversas investigaciones científicas, relacionada con los ácidos grasos Omega 3, indican que estas grasas saludables ayudan a prevenir una amplia gama de problemas de salud entre los que se encuentran no sólo las enfermedades cardiovasculares, sino la depresión, el asma y la artritis reumatoide.

Es importante mencionar su alto contenido proteico y su riqueza en Vitaminas A y E.

Vitamina a
vitamina b
omega 3
omega 6 y 9

La vitamina A

La vitamina A, completa el grupo de las antioxidantes. Esto significa que neutraliza la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento de las células y que a la larga pueden causar enfermedades de todo tipo, incluido el cáncer. Por otro lado, debemos mencionar que la vitamina A previene las infecciones, y es esencial para la salud de la piel y el crecimiento. Aunque uno de sus más destacados atributos es proteger la salud de la vista, previniendo el glaucoma (tensión ocular).

La vitamina A es soluble en grasa, así la encontramos en alimentos de origen animal como el hígado, la yema de huevo, los lácteos enteros y los aceites de hígado de pescado. Los carotenoides que incluyen vitamina A, como todos sabemos están presente en las frutas y verduras de color amarillo o anaranjado y también en las hortalizas de color verde oscuro.

  • Vitamina A: Interviene en la formación de colágeno, el cabello, las uñas, favorece el desarrollo de los huesos, regeneración de la piel, desarrollo de la visión. La encontramos en la carne, aves, vegetales como zanahoria y la espinaca.

Para sacar partido a los alimentos que contienen vitamina A es mejor consumirlos en compañía de alimentos ricos en vitamina E, ya que un déficit de la primera puede dificultar la absorción de la segunda.

Existen múltiples situaciones en las que necesitamos una dosis extra de vitamina A para cuidar nuestra salud, conozcamos cuáles son:

  • Si estás tomando antibióticos, ya que repercuten negativamente en la absorción de la mayoría de las vitaminas.

  • En los fumadores, debido a que no se aprovecha los beneficios del betacaroteno.
  • Si habitualmente consumes bebidas estimulantes como el té, el café o los refrescos con cola.

  • Las personas que viven en lugares con niveles elevados de contaminación necesitan un aporte extra de antioxidantes, entre ellas la vitamina A, para contrarrestar los efectos de la polución.
  • En climas fríos se recomienda ingerir una mayor cantidad de alimentos que contengan vitamina A, porque fortalece el sistema inmunitario y previene las enfermedades asociadas con el aparato respiratorio.
  • Un estilo de vida sedentario aumenta considerablemente la demanda de vitaminas antioxidantes, como la A.
  • Si estás bajo tratamiento médico, y este incluye fármacos antiácidos y de tratamiento para el colesterol alto.

La vitamina E

La vitamina E, es antioxidante, por ello protege a los tejidos de los efectos dañinos de las toxinas ambientales y del daño producido por los procesos metabólicos, ayudando a prevenir el envejecimiento de células, tejidos y de algunas formas de cáncer. Nuestro cuerpo necesita vitamina E para mantener sano frente a virus y bacterias. También participa en la creación de glóbulos rojos y ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K. Las células la aprovechan para interactuar entre sí y realizar muchas actividades significativas.

La Vitamina E se disuelve en las grasas. Se encuentra en muchos alimentos y también la podemos tomar como suplemento, aunque su consumo debe estar aconsejado por un profesional de la salud. La falta de vitamina E, no es frecuente, pero personas con determinados problemas genéticos y niños prematuros con poco peso, pueden tener carencia de ella. Sirve para el tratamiento y la prevención de enfermedades del corazón, ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a impedir que la sangre se coagule dentro de ellos.

Importancia de esta vitamina en la salud

La vitamina E también se usa para tratar la diabetes y sus efectos,  para prevenir algunos cánceres, como el del pulmón y el cáncer bucal en fumadores, para el cáncer y pólipos del colon y recto, para el cáncer gástrico, el de próstata y el pancreático.

Ayuda en las enfermedades del cerebro y del sistema nervioso como el Alzheimer y otras demencias, para la enfermedad de Parkinson, para los calambres nocturnos, para el síndrome de las piernas inquietas y para la epilepsia, podemos tomar la vitamina E con algunos medicamentos y también para trastornos que implican nervios y músculos.

Las mujeres embarazadas la toman para prevenir complicaciones al final del embarazo por la presión arterial alta, para el síndrome premenstrual, los períodos dolorosos, en la menopausia, los tumores relacionados con el cáncer de mamas y para los quistes de mama.

En algunos casos la vitamina E se usa para reducir los efectos nocivos de algunos tratamientos como la diálisis y la radiación.

También se usa para disminuir los efectos secundarios, de algunos medicamentos. Se utiliza para mejorar la resistencia física, aumentando la energía, disminuyendo el daño muscular después del ejercicio y mejorando la fuerza muscular.

La vitamina E sirve para las cataratas, el asma, las infecciones respiratorias, trastornos de la piel, el envejecimiento, las quemaduras de sol, la fibrosis quistica, la infertilidad, la impotencia, el síndrome de fatiga crónica, las úlceras pépticas y para prevenir alergias.

Algunas personas se ponen vitamina E a la piel para impedir el envejecimiento y para la protección contra los efectos de las sustancias químicas que se usan en la terapia para el cáncer (quimioterapia).

No es aconsejable  tomarla  en dosis altas.

El cuerpo necesita las grasas para poder usar la vitamina E. No es necesario aumentar el consumo de grasas en la dieta para asegurarse de que la vitamina E pueda ser usada por el cuerpo.

Dirección DE LA GRANJA

Vereda el Jazmin granja Anahata | Quimbaya Quindio


Correo:

info@anahatafarms.com


Telefono de contacto:

Celular :3114813072

SIGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

FORMAS DE PAGO

0